Nuestra Agenda Social: Pueblos Originarios

Diagnóstico

Se trata de un sector de la sociedad con una amplia participaciòn política en el Estado, desde antes incluso que fueran sometidos por la vía de la guerra en la pacificación de la Araucanía (1881-1883). Sin embargo, la importancia de dicha acción política siempre ha estado invisibilizada o disminuida, vista sólo como parte de un grupo carenciado o vulnerable, al que hay que ayudar, casi como “cargo de conciencia”.

– Sin embargo, toca reconocer que la influencia de su acción política y movilización ha sido trascendental, en toda la historia del centro- sur de Chile y sobre todo en los últimos 30 años. Además de luchas contra la invisibilización, han sido los que han advertido de los riesgos del extractivismo exacerbado que se ejecuta en Chile y sus consecuencias medioambientales y sociales Y ESO, PORQUE EN GENERAL HAN SIDO SUS PRIMERAS VICTIMAS.

Han generado leyes y normativas, que no sólo los benefician, sino también a otros sectores de la sociedad, en todo ámbito y constamente están alertando de situaciones peligrosas para su desarrollo y la vida en la ruralidad y urbanidad: ordenamiento territorial si claridad y netamente pensado en la actividad económica extractivista y con ello la afectación de ecosistemas naturales; la falta de agua, el cambio climático, la destrucción de caminos por el tránsito de camiones empresariales, la falta de conectividad caminera y tecnológica, el aislamientio generalzaido, falta de prestaciones médicas y de atención de salud, la irrupción de proyectos empresariales pensados en el centro del país.

– También han promovido todo un cambio cultural, necesario para definir y reconocer nuestra identidad regional y nacional. Ya basta de negar que somos profundamente PLURICULTURALES y, más aún, PLURINACIONALES. Eso está a un paso de reconocerse en la nueva constitución que vamos a redactar con los pueblos originarios. Nunca más sin ellos y eso, no sólo por justicia histórica, sino por una construcción futura de nuestro país que deje de lado la hipocrecía y que busque un desarrollo sostenible y armónico.

Proponemos

– Enfocar la inversión pública hacia la superación de sus problemáticas actuales, como la falta de agua, mejoramiento de caminos, de viviendas, un desarrollo económico con innovación, que aproveche sus actuales formas de producción y les dé el valor agregado necesario.

– En general, desde el gobierno regional se deben fortalecer y hacer más eficientes y resolutivos los actuales canales de diálogo, instituciones y programas creados desde el Estado para solucionar sus demandas. No proponemos crear más institucionalidad a través de mesas, agendas, etc. Existen instancias creadas, pero hay que hacer que tengas resultados efectivos, no sólo espacios para “escuchar”.

Y es que estamos convencidos de que se debe aprovechar favorablemente los planteamientos de las organziaciones de pueblos originarios respecto a su situación y en general de la región. Siempre tienen razón.

– Fomentar el uso del che zungun o mapuzungun, y toda la cosmovisión que conlleva, en todo ámbito y para ello orientar la inversión pública hacia tal fin. La región de Los Lagos es la tercera zona del país con mayor presencia de comunidades originarias, por lo que reconocer su idioma es una obligación, más aún cuando hay posibilidades de que se pierda. No puede dejarse morir una idioma que ha existido siempre en la región, que es parte de su patrimonio inmaterial.

Be the first to comment on "Nuestra Agenda Social: Pueblos Originarios"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*