Delegados regionales y provinciales: las nuevas figuras de representación presidencial en los territorios

La elecciones de gobernadores regionales en 2021 no sólo traerán un cambio en la configuración política del territorio, sino también en léxico usado para denominar a quienes ocupen cargos de representación gubernamental.

Ya se sabe que no habrá más “intendentes”, sino un “gobernador regional” y un “delegado presidencial regional”. Sin embargo, también es necesario precisar que los actuales “gobernadores provinciales” ya no serán llamados así; para ello se utilizará la denominación de “delegado presidencial provincial”.

Las leyes surgidas tras la reforma constitucional del 2017 ya definen los cambios al respecto, así como las funciones que tendrán, las que en el caso del representante presidencial a nivel provincial no varían mucho de lo actual. Serán los representantes administrativos del poder ejecutivo y los encargados de supervigilar el funcionamiento de los servicios públicos en las 56 uinidades territoriales en las que se divide el país.

Tal delegado tendrá un superior jerárquico: el “delegado presidencial regional”, el directo representante del presidente en la región, quien aplicará las disposiciones del gobierno e informará al nivel central del estado de su zona. Será el encargado de revisar el funcionamiento de los servicios públicos y de velar, en general, por el orden y la seguridad del territorio.

Será dicho delegado el que propondrá ternas para el nombramiento de secretarios regionales ministeriales (SEREMIS), no el gobernador regional.

La Biblioteca Nacional, en su sitio web, enumera parte de las responsabilidades del delegado presidencia regional:

  • Dirigir las tareas de gobierno interior en la región, de conformidad con las orientaciones, órdenes e instrucciones que le imparta el Presidente de la República directamente o a través del Ministerio del Interior.
  • Velar porque en el territorio de su jurisdicción se respete la tranquilidad, orden público y resguardo de las personas y bienes.
  • Requerir el auxilio de la fuerza pública en el territorio de su jurisdicción, en conformidad a la ley.
  • Mantener permanentemente informado al Presidente de la República sobre el cumplimiento de las funciones del gobierno interior en la región.
  • Efectuar denuncias o presentar requerimientos a los tribunales de justicia, conforme a las disposiciones legales pertinentes.
  • Ejercer la coordinación, fiscalización o supervigilancia de los servicios públicos creados por ley para el cumplimiento de la función administrativa, que operen en la región, y que dependan o se relacionen con el Presidente de la República a través de un Ministerio.
  • Proponer al Presidente de la República una terna para la designación de los secretarios regionales ministeriales.
  • Adoptar todas las medidas necesarias para prevenir y enfrentar situaciones de emergencia o catástrofe.

Fuente: Biblioteca Nacional

Be the first to comment on "Delegados regionales y provinciales: las nuevas figuras de representación presidencial en los territorios"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*