La dirigencia social en tiempos de crisis

Por Francisco Reyes Castro, 

Presidente Comisión Osorno del Consejo Regional

Agosto y la celebración del Día del Dirigente Social y Comunitario permite reconocer el trabajo de miles de líderes y lideresas sociales de nuestra provincia de Osorno y la Región de Los Lagos; hacer un balance de los pasos dados, del incansable trabajo diario y además, proyectar los desafíos en participación ciudadana en tiempos de crisis y en medio de coyunturas medioambientales.

En nuestro reconocimiento a los y las dirigentes sociales están contenidas miles de experiencias y aprendizajes conjuntos, sueños, anhelos y testimonios de mujeres y hombres que movilizan sus localidades a partir de convicciones, sentido de colaboración y confianza en el otro, visto como el “nosotros”. La crisis del agua potable en nuestro territorio osornino abrió una lucha justa y profunda por recuperar derechos esenciales y vitales desde la movilización con protesta y propuesta, y mostró y sigue reflejando en su esplendor lo mejor de ellos y ellas, su sacrificio y real vocación, muchas veces invisible a la acción de la política con poder de decisión.

En estos años de trabajo público nos hemos aproximado a la diversidad cultural y territorial de la dirigencia social, de sus realidades urbanas y rurales, de sus dispares vinculaciones y experiencias, buenas y también malas, con el Estado y los gobiernos locales. Ayer y hoy hemos conocido incomprensibles faltas de sentido de común por parte de interlocutores institucionales, comunicación de privados con rasgos abusivos, no respeto al trabajo y la voz por los demás, por los que nunca tienen voz. En tiempos de crisis y en medio de la desconfianza sobre la calidad del agua potable en Osorno, también somos testigos de los desafíos de la dirigencia social para el acceso oportuno y uso de la información pública que defienda y/o propicie avance de las comunidades.

El informe del Consejo Nacional de Participación Ciudadana y Fortalecimiento de la Sociedad Civil creado por la ex Presidenta Bachelet para plantear reformas a la ley 20.500, establece como diagnóstico un marcado distanciamiento entre ciudadanos e institucionalidad y falta de estímulo a la organización social.

Como propuesta, el mismo informe propone, entre otras acciones de mediano y largo plazo, la incorporación de la garantía constitucional del derecho a la participación; reformas a la ley 20.500 y a la ley 19.418 sobre Juntas de Vecinos y organizaciones funcionales para recuperar el rol de las organizaciones en su representación efectiva; además de la construcción de un sistema permanente para la formación de dirigentes y líderes sociales.

En el Día del Dirigente Social y Comunitario, que recuerda la creación en 1968 de la Ley 16.680 sobre juntas de vecinos y demás organizaciones comunitarias, queda en el análisis los canales propuestos para seguir mejorando las condiciones de los dirigentes sociales y la deuda pendiente de un justo reconocimiento social y político como actores del quehacer democrático regional.

Francisco J.Reyes Castro

@vecinoreyes

Fono: +56 9 84050388

 

Be the first to comment on "La dirigencia social en tiempos de crisis"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*